En la primavera de 2015 surgió el embrión de una oportunidad. Ahí comenzamos a soñar. Dicen que convertir los sueños en realidad justifica la existencia. Y ahora el sueño se hace presente. La ilusión se ha canalizado en proyecto.

Estamos convencidos que la unión de todas las personas que compondremos el Fútsal Imperial trabajando sin prejuicios por un fin común es el mayor multiplicador de energía que pueda existir. Trabajaremos sin el menor personalismo y sin mayor sentido de la competencia que lograr lo mejor para el club.

La suerte es el cuidado de los detalles. Y con esa vocación trabajaremos. Cuidando todos los pequeños aspectos que nos diferencien. Nuestro éxito se basará en superar contratiempos y zancadillas, cosa que haremos con tesón, esfuerzo y una inquebrantable voluntad.

En el Futsal Imperial venimos a competir con la mentalidad de los campeones, la de ganar. No nos dejaremos aturdir ante los problemas. Lo haremos con pasión y profesionalidad.

Este barco zarpa ahora… ¿Te apuntas al viaje?

Diego Hernández Vega
Presidente Futsal Imperial